Camelias VET

El celo de las perras: Duración, fases y consejos.

cameliasvet

04/24/2024

¿Qué es el celo en las perras?

El celo es el período en el que la hembra acepta la monta por parte del macho.

Durante este tiempo, tu perrita experimentará cambios hormonales que pueden alterar su comportamiento. Puede volverse más cariñosa y juguetona, demandando más atención y mimos de lo habitual. También es posible que notes cambios en su apetito o que se muestre más decaída en algunos casos.

En esta etapa, tu mejor amiga estará lista para reproducirse, por lo que su principal objetivo será buscar un perro macho.

Echa un ojo a la guía completa sobre el parto y gestación en perras, donde encontrarás información detallada y consejos útiles para cuidar de tu peludita durante este importante momento de su vida.

 

¿Cuándo es el primer celo de una perra?

El primer celo de una perra suele manifestarse entre los 5 y 8 meses de edad en razas pequeñas, mientras que en razas más grandes tiende a presentarse aproximadamente al cumplir el primer año de vida.

 

¿Cuánto dura el celo de una perra?

La duración del celo en una perra suele oscilar entre 2 y 4 semanas, aunque puede variar en función del individuo y de la raza.

 

¿Cada cuánto entra en celo una perra?

Una perra entra en celo aproximadamente cada 6 meses, lo que significa que este ciclo se repite dos veces al año.

Te aconsejamos recordar más o menos la fecha de inicio del celo y así tener controlado el ciclo y acudir a tu veterinario en caso de que detectes alguna anomalía.

 

Comportamiento y fases del ciclo estral en las perras

El ciclo estral en las perras es un proceso que abarca varias fases distintas, cada una con sus propias características y signos. Comprender este ciclo es fundamental, ya que afecta tanto al comportamiento de la perra como a su salud reproductiva.

  • Fase 1: Proestro
  • Fase 2: Estro o celo
  • Fase 3: Diestro
  • Fase 4: Anestro

 

PROESTRO

El proestro marca el inicio del ciclo estral en las perras y dura aproximadamente de 6 a 14 días. Durante esta fase, los cambios hormonales preparan el cuerpo de la hembra para la ovulación. Los machos pueden comenzar a sentirse atraídos por el olor de las hembras, pero las perras aún no aceptarán la monta.

Signos del proestro:

-El ovario se prepara para ovular.

-La vulva se inflama por la acción de los estrógenos.

-Aparece el sangrado vulvar, rico en feromonas, es lo que atrae a los machos.

-Orinará más, para esparcir sus feromonas.

-Para mantenerse limpia, tu perra se lamerá frecuentemente.

-Al final del proestro, el sangrado disminuye, marcando el comienzo de la siguiente fase.

ESTRO O CELO

El estro o celo es la fase del ciclo estral en la que se produce la ovulación y suele durar entre 5 y 15 días. Durante este tiempo, la perra alcanza su máximo nivel de fertilidad, lo que la convierte en el momento óptimo para la reproducción si se desean cachorros.

Signos del estro o celo:

-La perra se dejará montar por los machos.

-Estará muy receptiva y más nerviosa de lo habitual, inquieta.

-Para mostrar su vulva, pondrá el lomo rígido y echará la cola a un lado.

-La descarga vulvar se vuelve un poco más clara.

Si no se desea la gestación, es esencial tomar medidas preventivas, pues es el momento en el que hay más riesgo:

  • Salir a la calle siempre con correa.
  • Usar spray para que los machos no se sientan atraídos.
  • Si vives en una casa, a pie de calle, vigila las salidas para evitar que se escape o que entre algún macho.
  • Evita lugares concurridos por otros perros como parques.

Existen productos diseñados específicamente para ayudar a enmascarar el olor de las feromonas durante el celo y evitar que los perros agobien a tu perrita.

DIESTRO

El diestro es una fase de duración variable, generalmente de 2 a 5 meses, en la que la perra no está receptiva sexualmente y los machos no muestran interés en ella.

Si no se ha quedado preñada, en este tiempo se mantendrá en reposo o fase de anestro.

Signos del diestro:

-La hembra no estará receptiva sexualmente y los machos no se sentirán atraídos tampoco por ella.

-Mostrará poco o ningún interés por los perros machos.

Es importante estar atento durante esta etapa, ya que pueden ocurrir pseudogestaciones o “embarazos psicológicos“.

 

¿Cómo puedo saber si mi perra tiene un embarazo psicológico? Notarás que sus mamas se vuelven calientes y que aumentan su tamaño, e incluso puede comenzar a secretar leche. Esto ocurre en hembras que no han quedado preñadas y es importante acudir al veterinario para que la examine y le brinde el tratamiento adecuado.

 

ANESTRO

El anestro es el período de reposo sexual que ocurre entre el final de un celo y el inicio del siguiente. Suele durar alrededor de 4 meses, aunque puede variar según la perra.

Durante el anestro, no hay actividad ovárica ni interés sexual por parte de la hembra, y los machos no se sienten atraídos por ella. Esta es una etapa ideal para considerar la esterilización de la perra, ya que los riesgos quirúrgicos son menores debido a los niveles más bajos de hormonas sexuales.

¿Mi perra sangrará mucho durante el celo?

En primer lugar, no debes preocuparte en exceso por el sangrado durante el celo, ya que tu perra estará bien preparada para manejarlo. Por lo general, las perras en celo experimentan un leve sangrado, por lo que no suelen manchar en casa. Sin embargo, si se trata de una perrita joven, es posible que al principio parezca un poco desubicada, pero se adaptará rápidamente. Puede haber diferencias en el sangrado en función de la hembra, pero si percibes un sangrado excesivo es recomendable que consultes con tu veterinario.

 

Otros consejos para cuidar de tu perrita en celo

Aquí tienes algunos consejos adicionales para cuidar de tu perrita durante el celo:

  • Proporciona un ambiente tranquilo: Durante el celo, tu perrita puede sentirse más sensible y vulnerable. Es importante brindarle un ambiente tranquilo y seguro en casa, evitando situaciones estresantes o cambios bruscos en su rutina.
  • Mantén la actividad física: Aunque tu perrita esté en celo, es importante mantener su nivel de actividad física habitual. Los paseos regulares y el ejercicio ayudarán a liberar estrés y mantener su salud física y mental. Sin embargo, evita áreas concurridas donde pueda haber encuentros no deseados con otros perros y usa la correa en todo momento.
  • Controla su dieta: Algunas perras pueden experimentar cambios en su apetito. Es importante controlar su dieta para asegurarte de que esté recibiendo la nutrición adecuada. Consulta con tu veterinario sobre la mejor dieta para tu perrita durante esta etapa.
  • Brinda atención adicional: Tu perrita puede necesitar un poco más de atención y cariño. Dedica tiempo a jugar con ella, acariciarla y mantenerla entretenida para ayudar a reducir cualquier ansiedad o malestar que pueda experimentar.