Camelias VET

Claves para proteger a tu mascota de las orugas procesionarias

cameliasvet

07/16/2024

La procesionaria es una oruga que puede causar graves daños a nuestros perros y gatos. En este blog, hablaremos sobre las claves para proteger a tu mascota de las orugas procesionarias así como los peligros de la procesionaria. Además, si vives en Fuengirola y necesitas un veterinario para tratar a tu mascota, en Camelias Vet podemos ayudarte.

Peligros de la procesionaria para perros y gatos

La procesionaria es una oruga que se convierte en una mariposa en la primavera. Durante el invierno, las orugas se agrupan en nidos de seda y se mueven en procesión para buscar alimentos. Estas orugas tienen unos pelillos urticantes que pueden causar graves problemas de salud a los perros y gatos que entran en contacto con ellas. Los pelillos pueden causar irritaciones en la piel, alergias, inflamaciones en la boca y la garganta, vómitos, diarrea y, en casos graves, pueden causar la muerte.

Medidas preventivas para proteger a nuestras mascotas

Los perros y gatos son especialmente vulnerables a la procesionaria debido a su curiosidad natural. Los perros suelen olfatear y morder las orugas, mientras que los gatos pueden tratar de cazarlas. Es importante que estés alerta y tomes medidas preventivas para proteger a tus amigos peludos.

Una de las medidas más efectivas para proteger a nuestras mascotas de la procesionaria es evitar que entren en contacto con ellas. Si caminas con tu perro o gato por zonas donde hay procesionarias, asegúrate de que tu mascota esté siempre bajo control. Mantén a tu perro con correa y no permitas que se aleje demasiado de ti. Si a tu gato le gusta mucho dar largos paseos por el exterior, asegúrate de supervisarlo de cerca y evita que cace o coma orugas. ¡Es por su bien!

Otra medida preventiva es avisar a un especialista a la hora de retirar los nidos de seda de las procesionarias de los árboles y arbustos de tu zona. Sin embargo, lo más seguro es evitar las zonas donde haya nidos de seda por la seguridad de tu mascota. También es importante mantener a tus mascotas alejadas de estas áreas. 

Si empiezas a ver síntomas de salivación o que se frota la cara con demasiada frecuencia, es fundamental que se limpie toda la zona afectada con bastante agua y acudas, de forma inmediata, a un centro veterinario. Como siempre, la prevención es la mejor estrategia, así que mantén a tu mascota alejada de las áreas donde estas orugas pueden estar presentes. Contacta con nosotros y asegúrate de que tu mascota reciba la mejor atención. No dejes que tu mejor amigo sufra, actúa y mantén su salud y bienestar en óptimas condiciones.